El plan de construcción sostenible, agotado tras 26.000 solicitudes

 

1404761586_988636_1404761786_noticia_grande.jpg

Carbonero, Sánchez Maldonado, Jiménez Barrios y Cortés, en la reunión. / LAURA LEÓN

Foto El País.

Su resultado equivale a reducir casi 66.000 toneladas de dióxido de carbono. O lo que es lo mismo, a borrar de las carreteras 27.000 vehículos. Las palabras del consejero de Economía, José Antonio Maldonado, dibujan el efecto que el programa de construcción sostenible, puesto en marcha en abril por la Junta, va a causar en la comunidad. Un plan que este lunes ha sido, de nuevo, calificado como “éxito”. El consejero de la Presidencia, Manuel Jiménez Barrios, ha anunciado que, en dos meses, se han agotado los 150 millones de euros que la Junta había destinado para este programa (el decreto contempla otros 50 millones para incentivos para empresas). Según el consejero, se han recibido más de 26.000 solicitudes y se cuenta con 7.000 empresas colaboradoras.

El programa, dirigido a actuaciones de ahorro energético, mejora de la eficiencia y aprovechamiento de las renovables en edificios, ya tocó techo a finales de mayo en cinco provincias, donde ya se habían asignado todos los fondos (43 millones para Córdoba, Jaén y Granada; y 21,6 para Almería y Huelva). En las tres restantes, Málaga, Sevilla y Cádiz (85,3 millones), fue cuestión de unos pocos días más. “Que se hayan agotado los fondos no significa que el Gobierno no vaya a poner más”, asegura Jiménez Barrios antes de participar en la primera sesión de la Mesa de la Construcción y Rehabilitación Sostenible. “En el nuevo marco comunitario una de las líneas estratégicas es la eficiencia energética, que es una apuesta sólida de la Junta para activar la economía y luchar contra el cambio climático”, agrega.

Según Jiménez Barrios, el 72% de las ayudas dadas es a la reposición de cerramientos y ventanas para el ahorro energético. “El doble mensaje del plan ha calado: la necesidad de reflotar la construcción y la apuesta por la eficiencia”, explica el consejero tras recordar que se prevé la creación de 18.000 puestos de trabajo.

Dentro de estos 150 millones del programa —cofinanciado con fondos europeos—, están los 40 millones que la Consejería de Vivienda va a destinar para la rehabilitación y la búsqueda de la eficiencia del parque público de viviendas. En este sentido, la consejera Elena Cortés ha recordado que en Andalucía solo el 28% del sector de la construcción se dedica a la rehabilitación mientras que la media europea es del 41%. Cortés también ha acudido a esta primera reunión, en la que han participado agentes económicos y sociales.

Tomado de www.ccaa.elpais.com