STAND PARA INTERVAL S.A EN HYGIENALIA + PULIRE, MADRID 2017.

Hoy comienza HYGIENALIA + PULIRE 2017, y Felop Design, ha tenido el placer de diseñar el stand, que representará a la firma Interval S.A.

Interval S.A, con su implicación en el respeto hacia el medio ambiente y hacia la fauna marina, fabricando bolsas de plástico completamente ecológicas, nos ha facilitado el representar su imagen en un stand, que manifiesta el equilibrio entre la funcionalidad, la estética y sobre todo la gran labor ecológica mencionada anteriormente, que estamos seguros, cautivará a la mayoría de los 5000 visitantes profesionales, que durante 3 días  visitarán el recinto ferial.

Felop Design, agradece la confianza depositada por INTERVAL S.A.,  la calidad del equipo de montaje de Block Decorats S.L.U., la colaboración de Olga Pérez en el apartado gráfico, la profesionalidad de Francisco Ciscar de Imprenta Vimar, la aportación de Javi Guimerà de Cartonajes Obrador, al equipo de 360 Movic por su ayuda en el apartado audiovisual y a Medusea, por sus  acuarios y preciosas medusas.

 

 

 

Información sobre tubos LED ilegales o alegales

Tubos LED ilegales ECO-TUBO

Tomado de www.iluminaciondeled.com

Recientemente cayó en nuestras manos un artículo que ha tenido una difusión virulenta en las redes sociales de aquellos que nos dedicamos al mundo de la electricidad y la iluminación. El título del artículo llama la atención: “Es posible que el 70% de los LED instalados en España sean ilegales o alegales”. Desde luego, nadie que trabaje en este mundo lo va a pasar por alto. Os recomendamos la lectura del artículo, antes de seguir con la lectura de este nuestro para conocer al detalle de que estamos hablando.

En general, se arremete contra los artículos LED, particularmente contra los tubos LED, con unos argumentos, cuanto menos, curiosos. En tono solemne se mencionan algunas normativas, pero sin llegar a citarlas, para a continuación sacar sus propias conclusiones:

“Aplicando estos dos aspectos a los famosos “tubos de LED”, nos encontramos con lo siguiente:

  • Si el tubo de LED no se suministra OBLIGATORIAMENTE con un dispositivo destinado a reemplazar el cebador en una luminaria de balasto electromagnético, este tubo LED se alimenta eléctricamente por ambos extremos del tubo. Esta circunstancia provoca que cuando insertamos un extremo del tubo en el portalámparas de la luminaria, el otro extremo queda bajo tensión y presenta riesgo de electrocución del manipulador. Esto se traduce en que: EL TUBO DE LED QUE NO SE SUMINISTRE con un dispositivo que reemplace el cebador, no cumple la normativa, LUEGO SU COMERCIALIZACIÓN EN LA UNIÓN EUROPEA ES ILEGAL.”

Al margen que esto sea cierto o no (que no lo es), cuando yo era niño, un día cambié la bombilla de la lámpara de noche e hice lo que hace todo el mundo cuando va a manipular o reparar un artículo que funciona con electricidad. APAGUÉ LA LUZ. Pues aunque resulte difícil de creer, cuando se interrumpe el suministro eléctrico, el riesgo de electrocución disminuye sensiblemente, y eso es un hecho que conocen muy bien todos los instaladores eléctricos del mundo.  Por otra parte, la mayoría de los fabricantes ya no utilizamos la configuración de alimentación en la que se conecta el tubo por cada uno de sus dos extremos, esa es la configuración que permite conectar el tubo de LED con el cebador modificado. En ninguna configuración de tubo de LED, los dos extremos del tubo están comunicados, así que ese desafortunado incidente que se describe, en el que un instalador que olvidó apagar la alimentación se electrocuta cuando inserta el primer extremo del tubo mientas con su mano desnuda sujeta el otro extremo (descalzo y sobre suelo mojado, seguramente) es imposible.

  • “Para instalar un Tubo de LED en una luminaria 2 x 18W o 4 x 18W (cada pareja de tubos fluorescentes suelen compartir un solo balasto electromagnético), es necesario modificar la configuración del cableado interno de la luminaria. Esta modificación impide una vuelta al estado original sencilla y sin peligros, luego queda fuera de las normativas. Traducción: LOS TUBOS DE LED DE 60 CM INSTALADOS EN LUMINARIAS DE MÁS DE UN TUBO SON ILEGALES, aunque se suministren con dispositivo sustitutivo del cebador.”

Esto es mejor aún. Dan a entender que modificar una luminaria convencional de tubo de 4x18W a LED, es relativamente sencillo, mientras que volverla a su estado original es difícil y peligroso. ¿Pero por qué? Dan a entender que al manipular una luminaria el electricista hace modificaciones irreversibles, cuando no supone más que cortar algunos cables y puentear algunas conexiones. ¿Cuál es esa acción tan irreversible? Nosotros no lo sabemos, y sospecho que ellos tampoco. Lo de las normativas tampoco procede, ya que un electricista cualificado sabe lo que debe o no debe modificar, como puestas a tierra, estanqueidad de la luminaria y aislamientos. Fuera de eso, el proceso acaba en una luminaria con las mismas características que posee una luminaria diseñada para tubos de LED, que no presentan problemas ni riesgos para los operarios. Dado que gran parte de los reglamentos técnicos no son de libre circulación, sino que hay que pagar por ellos, es tremendamente conveniente aludir a normativa sin citarla, ya que el grueso del público no los posee y no puede comprobar si las conclusiones adelantadas son coherentes o no.

Las normativas no están para prohibir ni ilegalizar artículos, están para regularlos y estandarizarlos; por ejemplo, tenemos el REGLAMENTO (UE) Nº 1194/2012 DE LA COMISIÓN DE 12/12/2012, publicado en el Boletín Oficial del Estado, donde se dan directivas respecto a la adaptación de equipos LED en luminarias para tubo fluorescente.

12

En el citado artículo, hay un claro e interesado ánimo difamatorio hacia la tecnología LED, que parece estar directamente relacionado con la empresa a la se hace publicidad en el artículo (eco-tubo), la cual no comercializa productos LED. Ellos venden sistemas compatibles con tubos fluorescentes T5, que no son más ni menos que los tubos fluorescentes T8 de toda la vida, solo que optimizados con las nuevas tecnologías disponibles. Hay que reconocer que esa tecnología ofrece un buen nivel de eficiencia, pero como muchos ya sabemos, el desarrollo de tecnologías de iluminación basadas en la descarga, prácticamente ya ha tocado techo, más cuando la mayoría de fabricantes e investigadores están centrando sus esfuerzos en el desarrollo de la tecnología LED, donde todos parecen coincidir que es el futuro de la iluminación. Os recomendamos la lectura de este artículo que os ilustrará brevemente la historia de las lámparas de descarga de un modo que no os esperáis.

Construir sin espantar a los pájaros

Tomado de www.elpais.com

En una reserva natural de Darién (Panamá), un alojamiento permanente recurre al ingenio de la arquitectura temporal y toma prestada la ligereza de las aves de paso para conseguir el mínimo impacto en el paisaje.

 

Albergue en Derién (Panamá)
Albergue en Darién (Panamá) FERNANDO ALDA

La provincia de Darién, en el extremo oriental de Panamá, es una de las áreas menos exploradas y con mayor diversidad de aves del América Central. Dos jóvenes arquitectos, Diego J. Cambefort y Diana V. Bernal (ambos panameños, nacidos en 1981) han proyectado allí un albergue paradójico que trata de asentarse pero se comporta con la cautela de quien está de paso. Buscando causar el mínimo impacto en el lugar donde los huéspedes llegan para dedicarse al avistamiento de aves, ese Eco-Lodge –perteneciente al grupo Familia Canopy– está construido con materiales ligeros –estructuras metálicas, chapa corrugada y telas tensadas- para dar cobijo a quienes llegan hasta ese extremo oriental del país buscando descubrir a los más de 480 tipos de aves catalogados en la provincia.

La construcción, desgajada en partes para minimizar el impacto en el suelo y para aprovechar la vegetación existente como refuerzo de la arquitectura -para producir sombras y fomentar la intimidad- cuenta con 280 metros cuadrados cerrados que se multiplican por tres -745 metros cuadrados- en los espacios exteriores levantados: porches, terrazas, miradores y verandas- que aíslan a los huéspedes del suelo y que, sin embargo, los acercan simultáneamente el paisaje.

Construir sin espantar a los pájaros
FERNANDO ALDA

Visitar sin molestar, aprender a convivir con la vegetación y disfrutar del paisaje sin violentarlo ni transformarlo es la lección que se obtiene de una arquitectura sencilla que tiene la humildad, y la inteligencia, de escuchar y atender más al lugar y a la razón que a las preconcepciones. El resultado es un alojamiento integrado en la selva, una isla de comodidad que apenas molesta al lugar.

Construir sin espantar a los pájaros
FERNANDO ALDA

ILUMINACIÓN LED DE ALTA CALIDAD LUMINOSA Y ESTÉTICA – POR FELOP DESIGN

Una imagen vale más que mil palabras. Aquí varias de nuestros proyectos de iluminación LED más emblemáticos. Disfruten. SALA DE DESCANSO EN BIBLIOTECA – SIDNEY – AUSTRALIA PUB STUDIO D&J EN LA ELIANA – VALENCIA – ESPAÑA RESTAURANTE PIZZERIA LA COLORATTA – VALENCIA – ESPAÑA TIENDA ROPA DE CEREMONIA – MIQUEL SUAY – VALENCIA – ESPAÑA FOTOGRAFÍAS REALIZADAS POR FELOP DESIGN S.L. CON AUTORIZACIÓN DE SUS CLIENTES. DERECHOS RESERVADOS

La sostenibilidad empieza por el tejado

Tomado de www.elpais.com

Los techos verdes son una de las estrategias de la ciudad escandinava para declararse neutral en carbono en 2025.

Copenhague fue la primera ciudad que empezó a legislar obligando a los edificios de nueva construcción a instalar en sus azoteas algún tipo de cubierta verde.

Copenhague fue la primera ciudad que empezó a legislar obligando a los edificios de nueva construcción a instalar en sus azoteas algún tipo de cubierta verde. Jann Kuusisaari

En algunas azoteas hay pequeños arbustos, espacios para cultivar hortalizas, hierbas aromáticas, flores e incluso bancos para disfrutar de las vistas. En otros, también hay caminos para que los viandantes recorran los techos verdes de Copenhague. La ciudad escandinava es ejemplo de sostenibilidad ambiental desde hace décadas, y un referente mundial en cubiertas ecológicas con más de 70 proyectos en la capital y medio millar en todo el país.

La Unión Europea designó a Copenhague Capital Verde Europea 2014. En la urbe más poblada del país, con dos millones de habitantes, la mitad de sus ciudadanos van al trabajo o a la escuela en bicicleta, el 90% de los desechos se recicla, quieren conseguir que todas sus fuentes de energía sean renovables, y ya hay alrededor de 200.000 metros cuadrados de cubiertas ajardinadas instaladas.

En 2010, como parte de una estrategia para declarar a esta urbe carbono neutral en 2025, el ayuntamiento decidió poner el foco de atención en los techos verdes, incluyéndolos como parte fundamental del Plan Climático de Copenhague. Fue la primera ciudad que empezó a legislar obligando a los edificios de nueva construcción —con tejados de menos de 30 grados de pendiente— a instalar en sus azoteas algún tipo de cubierta verde. Los edificios municipales y otras construcciones civiles también deben integrarlos en sus diseños.

Techo verde en la facultad de Humanidades de la Universidad de Copenhague.ampliar foto
Techo verde en la facultad de Humanidades de la Universidad de Copenhague. Jann Kuusisaari

“Los techos verdes mejoran la calidad del aire, gracias al aislamiento térmico contribuyen al ahorro energético en los hogares y se reducen las emisiones de CO2, disminuyen la contaminación acústica y además retienen entre el 50% y el 60% de las precipitaciones —dependiendo de las plantas elegidas, la profundidad del sustrato y del sistema de drenaje— por lo que el ahorro de agua es muy considerable”, así resume Dorthe Rømø, bióloga y miembro de la Scandinavian Green Roof Association, los beneficios que ofrecen los techos ajardinados. Además, dan más vida y color a las ciudades y contribuyen a la biodiversidad ya que son el hábitat de muchas especies de pájaros e invertebrados.

La construcción de una cubierta verde requiere la elección de un tipo concreto de vegetación dependiendo de su uso. Las extensivas están formadas mayoritariamente por césped o musgo, no necesitan agua, el sustrato es poco profundo y sus costes son bajos, mientras que las intensivas, se usan como jardines y parques con diferentes tipos de arbustos y árboles, necesitan un sistema de regado además del agua de lluvia, su peso puede triplicarse y su coste es también más elevado.

Los techos verdes contribuyen a la biodiversidad ya que son el hábitat de muchas especies de pájaros e invertebrados

“En Copenhague uno de los mejores ejemplos es el parque Novo Nordisk, ubicado al norte de la ciudad. Un proyecto de 15.000 metros cuadrados en el que se integran perfectamente el reciclaje del agua, la vegetación —se optó por especies nativas— y la biodiversidad”, comenta Dorthe Rømø. A la lista también se suman proyectos como la cubierta del Danish National Archives o el edificio residencial 8-House, construido en 2010 en el barrio de Ørestad, una zona urbana de la ciudad en desarrollo.

Los techos verdes no son en exclusiva para grandes edificios, también hay alternativas para los espacios más reducidos. “La instalación de huertos urbanos en balcones o proyectos a pequeña escala es relativamente fácil. Esta alternativa está creciendo bastante en Copenhague y va a ir a más en el futuro. Si la gente ya tiene algunas nociones de jardinería puede construirse un pequeño techo verde —en el Ayuntamiento de la ciudad ofrecen información al respecto— pero si ya se trata de un edificio grande es mejor recurrir a ayuda profesional”, señala Jann Kuusisaari, jardinero y especialista en proyectos de techos urbanos.

Aunque Alemania es uno de los países que más ha avanzado en el desarrollo urbano sostenible, con más de 30 años de experiencia en el ámbito de las cubiertas verdes y 86 millones de metros cuadrados en 2011,los países escandinavos le siguen de cerca con proyectos destacados como el Augustenborg Botanical Roof Garden en Malmö (Suecia), que forma parte de la ecociudad que ha transformado este barrio de casi 2.000 viviendas. En España, Madrid cuenta con proyectos importantes, como el que se encuentra en la Ciudad Financiera del Banco Santander en Boadilla del Monte. A principios de año el Ayuntamiento de la capital anunció que como parte del plan Madrid Más Natural estudia crear huertos urbanos en las cubiertas de los edificios.