DW-Luz Tóxica El peligro de las bombillas de bajo consumo

Video muy interesante sobre los peligros de la luz fluorescente y bajo consumo compacto.
Porque seguimos siendo víctimas de los intereses particulares de unas cuantas multinacionales? Hasta cuando los monopolios manejarán la economía mundial?

¿Por qué incrementan sus precios las lámparas fluorescentes?

Tomado de www.iluminet.com.mx

Itrio, Europio, Lantano, Cerio y Terbio suenan como nombres de planetas de galaxias a años luz de distancia del nuestro. Ellos son, en efecto, parte de un grupo de elementos conocidos como “elementos de tierras raras” y forman parte importante en la manufactura de algunos tipos de lámparas en nuestros días. Su utilización se ha incrementado en la fabricación de otras tecnologías de punta, como turbinas de viento, carros eléctricos, fibra óptica, chips para computadoras, así como celdas solares.

A pesar de sus nombres, estos elementos son relativamente abundantes en la corteza terrestre pero en concentraciones muy pequeñas, lo que hace necesaria la construcción de minas para su explotación.

Aproximadamente el 95% de la extracción de tierras raras proviene de China, cuyo gobierno ha implementado nuevas tarifas y regulaciones que han restringido el comercio de estas mercancías. La mayor demanda así como las nuevas regulaciones y tarifas de exportación han llevado los precios de estos elementos a las nubes.

En julio de 2011, GE publicó un comunicado de prensa en el que afirma que en los últimos 12 meses, el precio de algunos elementos raros — incluyendo el Terbio y el Europio, ambos usados en las lámparas fluorescentes de Fósforo— han incrementado en alrededor de 100%, mientras otros han aumentado más.

Con la subida de precios en tal magnitud, los costos de las tierras raras empiezan a provocar un dramático impacto en el precio de las lámparas fluorescentes y seguirán a aumentando aun más; hay quien predice que el encarecimiento de los elementos químicos podría acelerar el movimiento de sustitución de tecnologías cambiando de los fluorescentes a las lámparas con tecnología LED.

El Dilema

¿Qué tienen de especial los metales de tierras raras? Forman parte de un grupo de 17 elementos con propiedades únicas que los hacen virtualmente indispensables en la producción en un amplio rango de tecnologías modernas.

El Neodimio, por ejemplo, se usa en la fabricación de altavoces, discos duros, turbinas de viento e incluso en los coches eléctricos. Otros elementos de este tipo son utilizados incluso en fibra óptica, pantallas táctiles e instrumentos médicos.

En la industria de la iluminación, los elementos raros son comúnmente encontrados en las lámparas de Fósforo. Más de la mitad de las lámparas fluorescentes compactas (CFL) se componen de productos derivados de las tierras raras, con un máximo de cinco diferentes elementos para crear luz blanca, como el Itrio, el Europio, el Cerio y el Terbio, además del Fósforo.

Estos elementos son utilizados para los recubrimientos de chips de LED azul para crear luz blanca. Son utilizados también para mejorar el equilibrio de la luz producida por lámparas de halogenuros metálicos y las señales de neón, incluso para producir luces de diferentes colores.

Sin embargo, el costo de las lámparas fluorescentes es el que más ha sentido el impacto. En su comunicado sobre elementos de tierras raras, GE menciona que el aumento meteórico de los precios de éstos ha llevado a un aumento significativo de los costos de fabricación. El documento hace hincapié en que este es un problema internacional que tiene impacto sobre los fabricantes y usuarios de todo tipo de bienes, no sólo de iluminación.

En América del Norte, GE y otros fabricantes de lámparas se han visto obligados a aumentar sustancialmente los precios de sus productos que dependan de las tierras raras, incluyendo las lámparas fluorescentes compactas. La compañía ha anunciado el aumento en los precios de éstas desde junio de 2011 como resultado de la escasez de elementos de tierras raras.

En los últimos días de julio de 2011, Ed Crawford, CEO de Philips iluminación para Norte América, dijo que los óxidos de las tierras raras son un componente crítico de los sistemas de iluminación fluorescente. “La reciente escasez mundial de estos materiales está teniendo un impacto directo en la disponibilidad del Fósforo y su precio; debido a las condiciones cambiantes del mercado, Philips lleva a cabo acciones de aumento en los precios de todos sus productos fluorescentes”.

También en Estados Unidos, Rick Leaman, presidente y CEO de OSRAM Sylvania, declaró en un comunicado que con el fin de combatir el aumento de los costos tan elevados de sus materias primas, el consorcio aumentará los precios las lámparas fluorescentes, incluyendo T8, T5, T12 Delux y todos los pines y las lámparas CFL con balasto.

Los primeros aumentos se vieron en julio y agosto de 2011, pero seguirán los incrementos de manera mensual hasta que los precios del Fósforo se estabilicen.

La preocupación por los especificadores es que los expertos predicen que el precio de las lámparas continuará en incremento y que la situación desafortunadamente no cambiará sino hasta 2014. Existen algunos reportes de que se planea abrir nuevas minas en Estados Unidos, Canadá, Australia y Vietnam.

Reservas descubiertas

Recientemente se han dado a conocer algunos reportes de que un equipo de exploradores japoneses ha descubierto grandes reservas de estos elementos en el fondo del Océano Pacífico, pero los conservacionistas han expresado su preocupación por el impacto que podría tener la minería en el fondo marino.

Los fabricantes responden a esta situación de varias maneras. GE ha anunciado que está tratando de mantener sus precios con un aumento mínimo. Sin embargo, los fabricantes buscan vías de hacer más efectivo el uso de estos materiales y que se gaste menos en el proceso de manufactura. En adición a estos sucesos, los avances en las tecnologías del reciclaje permitirían reutilizar el Fósforo de lámparas en desuso.