Vivienda de lujo e inversión en un escenario mágico

Con un entorno natural privilegiado, invertir en la costa Caribe es una decisión inteligente.
CARIBE

 

Tomado de www.eltiempo.com

La costa Caribe se ha convertido en un referente de progreso, turismo y grandes negocios, por eso su crecimiento atrae a quienes por inversión o disfrute quieren una vivienda de lujo que se valorice y se adapte a sus necesidades.

Según Camacol Caribe, las cifras de la zona son positivas y prometedoras. Para ciudades como Santa Marta fue de un 29 por ciento y Barranquilla y su Área Metropolitana, de un 85 por ciento. En iniciaciones en el mismo período Cartagena creció 12,8 por ciento en ventas de vivienda nueva, Santa Marta un 29 por ciento y Barranquilla y su Área Metropolitana un 85 por ciento.

Un escenario donde la Vivienda No VIS (diferente a Vivienda de Interés Social), que es donde se ubican este tipo de proyectos, presenta unos incrementos importantes. A nivel de iniciaciones, el aumento según Camacol Caribe, es de 52 por ciento en el primer cuatrimestre de 2015. Lo mismo pasa en la oferta de este segmento donde el crecimiento en abril de 2015 fue de 20 por ciento.

“Las personas buscan tener un mínimo de comodidades como las de su primera vivienda y un entorno que les facilite el desarrollo de actividades recreativas, culturales, deportivas y sociales, para disfrutar sus momentos de descanso. Por eso trabajamos como constructores en proyectos con diseños funcionales y prácticos así como acabados de alta calidad, que permiten realizar actividades al interior o exterior de las viviendas”, asegura Ayda Vásquez, vicepresidente comercial de Constructora Colpatria.

Y a eso se suman las ventajas que son directas al beneficio inversionista. “Se trata además de un mercado que recibe no sólo al cliente local, sino también al de otras regiones del país y del exterior, posee buenos índices económicos y bajos valores por metro cuadrado, comparado con otras regiones del país, que se traducen en precios competitivos y alta valorización, así como también en cánones de arriendo que permiten alcanzar alta rentabilidad en las inversiones, sin dejar de lado que se trata de una de las zonas turísticas más importantes del país”, sugiere Alvaro Escobar Acosta, gerente de proyectos de Coninsa Ramón H.

Eso sin contar que por la vocación turística y de negocios de la región, representa una ocupación constante de viajeros y de inversiones. En abril de 2015, según el DANE en cifras nacionales, el principal motivo de viaje de los residentes colombianos alojados en los hoteles fue ocio, con una participación de 45,7 por ciento en el total, seguido por negocios (45,4 por ciento) y convenciones (5,5 por ciento). Para los no residentes, el principal motivo de viaje fue negocios con una participación de 50,6 por ciento, seguido por ocio (38,8 por ciento) y convenciones (5,6 por ciento).

Lucy, el reflejo de la luz natural

lolenica-lucy-3

Tomado de www.iluminet.com

Ya sea por la zona del mundo en que nos encontremos o por la distribución de los espacios en algunas casas, la luz del día no llega a todos los rincones del hogar, e iluminarlos requiere de soluciones artificiales que generan consumos energéticos adicionales a los ocupantes. Por otro lado, es conocida la implicación que tiene la luz (o la falta de ella) en el estado anímico de las personas; por ejemplo, en los países donde el invierno es más prolongado con días cortos y poca luz, sus habitantes son más propensos a tener depresión, afección conocida como trastorno afectivo estacional.

Solenica, estudio italiano, creó una alternativa de diseño elegante que contempla la luz natural para la iluminación de interiores: Lucy, un espejo adaptativo que sigue la trayectoria del sol para reflejar su luz; de esa manera, además de ser una fuente de iluminación, proporciona vitamina D, ahorros energéticos, y resulta un elemento de decoración para las casas donde se instale.

El diseño de Lucy, facilita su instalación tanto en interiores como en exteriores; en ambas formas, la intención del espejo es “llevar” luz solar a los rincones de la casa que lo necesiten, además de contribuir a mejorar el ánimo de los usuarios.

Lucy está “guardado” en una esfera de cristal de gran diseño, y su funcionamiento toma el principio de los girasoles: seguir al astro en su posición, esto gracias a los fotosensores colocados en él. Destacan los creadores que gracias a estos sensores, Lucy es inteligente porque no es necesario que el usuario cambie sus posición cada vez, asimismo, y debido a su tamaño y diseño, es bastante práctico de instalar y transportar.

El proyecto fue ideado por Diva Tommei, cofundadora de Selenica, quien por cierto padece de trastorno afectivo estacional; el diseñador Alessio Paoletti, y el socio de negocios Mattia di Mattia di Stasi; quienes planean ofrecer “felicidad y salud” a través del diseño y la tecnología. Lucy es el primer proyecto para llevar a cabo dicha aspiración.

Lucy puede pre ordenarse desde la página de Solenica, su precio es de 300 euros, y los envíos, según los diseñadores, comenzarán a hacerse a partir de 2016.

 

La inversión inmobiliaria hasta junio supera los niveles precrisis

INVERSION PRE CRISIS

Tomado de www.elpais.com

La inversión inmobiliaria en España se situó en nivel récord durante el primer semestre, superando incluso la cifra de 2007, con casi 8.500 millones, según la consultora inmobiliaria CBRE.

No obstante, estos datos están muy condicionados por la operación de compra de Testa por Merlin Properties, la más importante de los últimos años. Sin ella, la cifra de inversión se reduce a los 5.500 millones. No obstante, la consultora señala que “el año ha sido pródigo en operaciones destacadas”.

Y es que el interés inversor ha llegado a todos los sectores, con los de minoristas y oficinas como segmentos favoritos para los compradores. Ambos concentran el 37% y el 33% del volumen invertido, respectivamente. Centros comerciales como Puerto Venecia, Espacio León y Zielo se encuentran entre los activos que han cambiado de manos recientemente, pero también se han visto operaciones de venta de edificios de oficinas como al Castellana 89, por 147 millones, o la compra de 381 oficinas bancarias ocupadas por el Banco Santander por parte de Axia Real Estate.

El sector hotelero también ha escalado posiciones y se sitúa en el tercer lugar, con un 18% de la inversión, gracias a transacciones como la venta del Hotel Ritz, por 130 millones.

CBRE señala también que el capital extranjero ha estado detrás del 32% del volumen invertido a lo largo del año. No obstante, hay que tener en cuenta que, aunque las sociedades cotizadas de inversión inmobiliaria (socimis) se consideran inversores nacionales, aunque el capital que hay detrás el ellas es mayoritariamente extranjero. Al margen de esta apreciación, el capital extranjero procedió de Francia (32%), Reino Unido (22%) y EE UU (21%). Más de la mitad corresponde a fondos de inversión (57%), seguido de promotores e inmobiliarias (21%), inversores privados (20%) y socimi (19%)

Desarrollan láser con luz blanca

 

 

 

image

Tomado donde www.iluminet.com

Este láser podría ser más eficiente que el LED al generar 400 lúmenes por watt
laser-luz-blanca-julio2015-2

 

Los lásers generalmente emiten luz de un sólo color: rojo, azul, verde, u otros, sin embargo, recientemente científicos e ingenieros de la Universidad Estatal de Arizona, en Tempe, crearon un dispositivo láser que emite luz blanca, es decir, que cubre todos los espectros de color visible.

El desarrollo fue posible gracias a la creación de una estructura monolítica capaz de emitir los colores rojo, verde y azul, algo que fue muy difícil, según señalan los científicos, ya que para ello tuvieron que realizar distintas combinaciones de semiconductores, un proceso que implicó muchos riesgos debido al delicado uso de los elementos.

Los semiconductores cuentan con una banda prohibida o brecha energética (bandgap en inglés), que es la diferencia de energía entre la parte superior de la banda de valencia y la parte inferior de la banda de conducción, cada semiconductor cuenta con distintas bandas, así, el principal obstáculo para desarrollar una sola estructura semiconductora que combinara distintos elementos, fue la de generar una “constante de red” o distancia ente los átomos de cada elemento.

Cun-Zheng Ning, físico e ingeniero que forma parte del equipo que creó el dispositivo, indicó que hace seis años, y gracias a un financiamiento de la Oficina de Investigación del ejército de Estados Unidos, su equipo demostró que es posible hacer crecer materiales en nanocables en una amplía gama de brechas energéticas, de esa manera pudieron conseguir un láser sintonizable de rojo a verde en un sólo sustrato.

Ning vio entonces la posibilidad de crear uno que emitiera luz blanca, por lo que trabajó en la creación de un láser azul, aunque fue más complicado debido a la amplía brecha con que cuentan los semiconductores que lo reproducen. Después de una complicada investigación, el equipo encontró una estrategia para crear la aleación correcta para el azul.

laser-luz-blanca-julio2015-1

A decir de los investigadores, la aleación se realizó a través de un cultivo meticuloso en que se cuidaron las variaciones de temperatura y otros aspectos como el tiempo. Se controló la interacción entre el vapor, el líquido, y las fases sólidas de los diferentes materiales que componen las nano-hojas hasta asegurarse de que éstas podían coexistir en el mismo dispositivo.

El centro del dispositivo láser es una hoja de espesor nanométrico compuesto de una aleación de zinc, cadmio, azufre y selenio. Dicha hoja está dividida en distintos segmentos en los que se combinan otros elementos para reproducir los colores: cadmio y selenio para el rojo; cadmio y sulfuro para el verde; zinc y azufre para el azul; éstos reaccionan al recibir una pulsación de luz, y según su potencia, varia la intensidad del color con que brilla cada segmento hasta un 70 % más que las fuentes de luz comunes.

Sobre la importancia que tiene este nuevo láser, Cun-Zheng Ning señala que podría ser más eficiente que el LED, ya que a diferencia de éste que produce hasta 150 lúmenes por W, el láser podría genera más de 400 lúmenes por W. Asimismo, podría contribuir a desarrollar pantallas que reproduzcan colores más vivos y con mayor contraste que las actuales.

Aunque la aportación más importante, dicen, podría ser la de potenciar la velocidad con que se transfieren datos a través de la tecnología Li-Fi (el uso de la luz para conectarse a Internet), ya que dicha tecnología funciona a base de la luz del LED; considerando que su láser es más eficiente (codifica la información a mayor velocidad), la transmisión de datos podría será de 10 a 100 veces más veloz.

Finalmente, el grupo de investigadores señalaron que en un futuro buscarán excitar los segmentos del láser con electricidad en lugar de luz. La investigación fue publicada el pasado 27 de julio en la revista Nature Nanotechnology.

¿Cómo podemos replicar la luz solar y la fotosíntesis en el espacio?

LEDs-en-el-espacio-350x72

Tomado de www.iluminet.com

“Todo en la Tierra es impulsado en última instancia por la luz solar y la fotosíntesis, la pregunta es: cómo podemos replicar eso en el espacio, si la luz se tiene que generar con recursos energéticos limitados. Así pues, la iluminación LED focalizada es la mejor opción. Con esto llega la liberación de la era de la iluminación de alta potencia y grandes lámparas frágiles y calientes”. -Cary Mitchell-

Recientemente, un estudio de la Universidad de Purdue, en conjunto con la NASA, mostró que la lechuga prospera al iluminarla en una relación de 95 a 5 en los LEDs de luz roja y azul respectivamente, enfocados en las hojas de la planta. La iluminación LED focalizada utiliza un 90% menos de energía eléctrica por área de cultivo que la iluminación tradicional y un adicional de 50% menos de energía que la cobertura total con iluminación LED. El investigador Cary Mitchell dice que el estudio en cuestión sugiere que este modelo podría ser un componente valioso de la agricultura y el medio ambiente controlado y sistemas de cultivo verticales en el espacio.

Foto-2-LEDs-en-el-espacio

Por otra parte, la investigadora Lucie Poulet opina que uno de los principales obstáculos para la exploración espacial de larga duración es la necesidad de un sistema de soporte de vida bioregenerativo, un ecosistema artificial autónomo que imite la biosfera de la Tierra. Un viaje de ida y vuelta a Marte para una tripulación de seis personas, por ejemplo, podría tomar alrededor de 1,000 días y requeriría más alimentos, agua y oxígeno que los vehículos espaciales actuales pueden llevar. El desarrollo de un módulo para los cultivos que crecen de manera eficiente permitiría a la tripulación en el espacio para cultivar alimentos para viajes largos y en la Luna o Marte.

“Si somos capaces de diseñar un sistema más eficiente de la energía, podemos cultivar hortalizas para el consumo de los viajes espaciales más largos, así podemos imaginar un invernadero en la luna.” -Poulete-

Para diseñar un sistema más eficiente, Poulet y Mitchell se volvieron hacia los LED de alta intensidad, que requieren alrededor de 1 watt cada uno y son mucho más pequeños y de mayor duración que las luces tradicionales. Debido a que no emiten calor radiante, los LED son también lo suficientemente fríos como para ser colocados cerca de las copas de la planta y en posiciones estratégicas para maximizar la cantidad de luz que llega a las hojas. Los investigadores también optimizan la relación de las luces de rojo al azules, proporcionando a las hojas de lechuga la mejor combinación de ondas de luz para la fotosíntesis y el crecimiento. Su sistema de iluminación redujo la cantidad de energía necesaria para el crecimiento vegetal por “un orden de magnitud” en comparación con la iluminación tradicional. El siguiente paso en la investigación será afinar el aumento y descenso de la iluminación de acuerdo a la etapa de crecimiento de la planta para optimizar las condiciones de cultivo y ahorrar energía.

Foto-3-LEDs-en-el-espacio

Para pensar en misiones espaciales tripuladas de larga duración, será necesario acceder a sistemas de soporte vital con organismos capaces de reproducirse en espacios contenidos donde la luz solar no siempre estará disponible para el crecimiento vegetal. Estudios como este, auspiciados por la NASA pretenden volver realidad este tipo de viajes y demuestran que las nuevas tecnologías en iluminación pueden definir el futuro de nuestros pasos en el espacio.