Diseño y Tecnología LED en la iluminación de AUDI

Tomado de www.el4x4.com

Eficiente, fiable, única en su género. Audi fue el primer fabricante de automóviles del mundo en reconocer el potencial de la revolucionaria tecnología de iluminación LED.

Un pequeño punto en tu dedo, tan diminuto como un grano de arena. Eso es todo. Un profano sencillamente se apartaría sin prestar atención, pero causaría sensación a los más entendidos. Después de todo, una pequeña mota de este material utiliza la energía eléctrica para generar más luz blanca que cualquier otra fuente de luz convencional en el mundo. Un diodo emisor de luz, o LED, es un dispositivo semiconductor -con un tamaño de apenas un milímetro cuadrado- que puede presumir de unas sorprendentes propiedades físicas. Puede convertir la energía eléctrica directamente en luz con una eficiencia sin igual en lo que se refiere al consumo. Los actuales faros de xenón o con tecnología LED tienen una eficiencia energética cuatro veces superior a las de unos faros halógenos convencionales. Y para el año 2018, se espera que esta superioridad sea ocho veces mayor. Además, las luces de diodos LED suponen una ventaja en cuanto a vida útil, con una duración prácticamente indefinida, y a la hora de encenderse su tiempo de reacción es diez veces más rápido que el de las bombillas incandescentes tradicionales.

Esta historia de éxito tiene su origen hace cinco años en el Salón Internacional del Automóvil de Detroit, donde Audi presentó el prototipo Pikes Peak quattro. Este elegante SUV, inspiración para el actual Audi Q7, se convirtió en centro de atención con las primeras luces de niebla equipadas con diodos emisores de luz de alto rendimiento. Integrados en el dimensionado paragolpes en forma de sorprendentes bandas de luz, las luces de niebla causaron sensación no solo en el plano técnico. La tira luminosa también era agradable estéticamente, y se hizo muy popular entre el público.

Poco tiempo después, el Audi A8 de 12 cilindros se convirtió en el primer vehículo del mundo en producirse en serie con luces LED de marcha diurna. ¿Diodos de alto rendimiento como emisores de luz para los faros? Nadie lo había hecho antes. `Audi abrió nuevos caminos con la tecnología LED. Y aunque tenemos años de ventaja sobre nuestros competidores, este campo continua teniendo un gran potencial para nosotros. Nuestras investigaciones siguen el lema ya conocido en Audi “A la vanguardia de la técnica”, y nadie puede imaginar nuestros diseños sin él`, afirma el Dr. Wolfgang Huhn, responsable del departamento de luces y visibilidad en Audi.

Un campo sin precedentes en el diseño de vehículos

Las fuentes de luz pequeñas suponen una oportunidad espectacular para los diseñadores. Stefan Sielaff, responsable de diseño de Audi, explica: `los LEDs abren la puerta a posibilidades de diseño tanto del exterior como del interior nunca realizados antes`. Por ejemplo, es posible combinar un número determinado de diodos para crear diferentes formas, de lo cual en última instancia puede resultar una apariencia visual distintiva. Los pilotos posteriores del Audi A6 Avant son, probablemente, el ejemplo más representativo. Esta selección de diodos que emiten una luz de forma curvada se ha convertido en algo reconocible al instante, como las majestuosas luces LED de marcha diurna en el frontal del Audi A4.

Los grupos ópticos juegan un papel fundamental en el diseño de las luces de un vehículo. Un frontal atractivo con unas luces únicas en su género hacen que el vehículo, así como su personalidad y la marca, sean reconocibles de inmediato. Sielaff añade: `Las luces LED de marcha diurna personifican este hecho. Cada diseño es diferente, y a pesar de ello no hay duda de que cada vehículo es un Audi. Nuestras luces de marcha diurna consolidan la personalidad de los modelos de Audi sobre la carretera, y perfeccionan nuestro diseño progresivo y deportivo`.

Durante mucho tiempo, los conductores han sido capaces de distinguir un Audi aproximándose desde lejos. Pero las diferentes configuraciones de luces mediante LEDs permiten ahora distinguir entre diferentes modelos incluso en la oscuridad. Se puede diseñar una banda de luz para subrayar el carácter del vehículo, al igual que un lápiz de ojos realza un ojo. Esto altera de forma esencial el diseño de los modelos de Audi. `La configuración de luces de antaño “la parrilla del radiador junto con los grupos ópticos redondeados” recordaba a la cara de un simpático oso`, apunta André Georgi, jefe de diseño de sistemas de iluminación. Hoy en día: `La luz de marcha diurna de la serie A, por ejemplo, las que utilizan el A4 y el A5, ofrece una apariencia resuelta, elegante y dinámica. Las luces de los Audi Q5 y Q7 transmiten sensación de amplitud y poderío. Y los LEDs del R8 simbolizan el poderoso astado de un toro en plena embestida, repleto de vigor y orgullo`.

Hablando del Audi R8: este deportivo constituye la punta de lanza en la estrategia de iluminación de Audi, y ofrece de forma opcional los primeros grupos ópticos del mundo que utilizan LEDs para todas sus funciones. Además de la luz de marcha diurna, los intermitentes, así como las luces de carretera y cruce, utilizan la tecnología diodos emisores de luz. Los primeros grupos ópticos con tecnología total a base de diodos representan el triunfo de una idea de Audi. Huhn lo explica así: `Al principio, muchos interpretaron este desarrollo como un simple montaje de marketing. Pero cualquiera que haya visto estas luces en acción no sólo queda maravillado por su excelente rendimiento, sino también encantado con la homogénea distribución del haz de luz y su agradable color`.

La estrategia de Audi en materia de iluminación también se beneficia de algo diferente, llamémosle un fenómeno sicológico: `Para el ojo humano, una luz brillante creada por una fuente de luz pequeña y compacta resulta desagradable. La combinación de faros con luces de marcha diurna a base de LEDs amplían la fuente de luz, eliminando así esta molestia` explica Georgi.

Leer mas en éste enlace: