Nokero N100: una bombilla solar con LEDS

Tomado de www.ecoticias.com

Una previa … El queroseno es un combustible peligroso, caro y contaminante que todavía utiliza una parte importante de la población mundial que no puede acceder a la electricidad. De hecho, 1.600 millones de personas (un cuarto de la población mundial) aún obtiene la iluminación a partir de la quema de combustibles fósiles. Esto se traduce en 1,3 barriles de petróleo al día consumidos por lámparas de combustible. Además, estas lámparas resultan muy contaminantes con la emisión de 190 millones de toneladas de CO2 al año (el equivale a las emisiones de 30 millones de coches).

Nokero N100 es una de las primeras bombillas solares que llega al mercado. Este aspecto sumado a su buen precio la convierten en un sistema de iluminación al alcance de todos, especialmente de los países en desarrollo o de aquellos que han sufrido alguna catástrofe y no cuentan con electricidad.

¿En qué fases soy más sostenible? ¿Por qué?
-Uso: Cuenta con cinco LEDs y cuatro placas solares distribuidas simétricamente que cargan durante el día una batería de hidruro de níquel (Ni-MH). Esta bombilla, que tiene el mismo tamaño que una bombilla convencional, es resistente al viento, a la lluvia y a las condiciones meteorológicas desfavorables, más allá de golpes y caídas. Con la batería cargada puede proporcionar hasta unas 4 horas de luz.

Pero …
De entrada surgen pocos “peros” en un producto como este, que tiene un fuerte componente social, y que además es resistente, tiene un fácil matenimiento, ahorra energía, etc. Quizá se podría entrar en materiales, o en una producción a nivel local. Estos serían pasos a emprender. De momento, esperemos a ver si realmente Nokero cumple con sus expectativas.