Adiós a la compra de frigoríficos ineficientes.

Tomado de www.efeverde.es


Foto de archivo EFE

Madrid, 4 jul (EFE).- Comprar un frigorífico ineficiente ya es más difícil en la UE, tras la entrada en vigor de la nueva normativa que sólo permite la fabricación y venta de los frigoríficos y congeladores de clase A, A+ o A++.La aplicación de la Directiva Eco-diseño para frigoríficos y congeladores de uso doméstico supone la eliminación gradual de los modelos de las clases energéticas más bajas, una medida recibida con entusiasmo por parte de las organizaciones ecologistas y por la que llevaban luchando hace tiempo, afirma el portavoz de energía de Ecologistas en Acción, Pablo Cotarelo.

Este tipo de medidas, según ha señalado a Efeverde, tiene que ir acompañado de un control efectivo, con una especial atención a los electrodomésticos que se comercialicen en la UE y hayan sido fabricados fuera.

“Hay un control sobre los fabricantes de la UE pero además debe haber una gran información fuera” insiste Cotarelo, que además, asegura que la decisión no ha supuesto para Ecologistas en Acción ninguna sorpresa ya que desde hace tiempo se está difundiendo de una forma más o menos masiva la importancia de adquirir electrodomésticos eficientes.

El director de WWF, Juan Carlos del Olmo, ha declarado que esta normativa implica toda una revolución dentro del mundo de la investigación de la ingeniería y va a obligar a mucha inversión en este sentido: “es también importante en cuanto a la economía ya que servirá para la creación de empleo e innovación tecnológica”.

Desde Greenpeace aseguran que es un paso muy importante pero recalcan que, a su juicio, esta desaparición necesita estar acompañada de un nuevo etiquetado porque hay diferencias importantes entre las distintas clases de A.

El responsable de la campaña de energía y cambio climático, Jose Luis García, ha dicho que hay que continuar avanzando con unas nuevas etiquetas y hacer una campaña informativa: “Tiene que haber una real eliminación de este mercado, es lo más importante”.

Desde las tres ONG se ha puesto también de manifiesto la necesidad de hacer extensibe esta medida a los demás electrodomésticos que suponen un consumo de energía excesivo. EFE