Información sobre tubos LED ilegales o alegales

Tubos LED ilegales ECO-TUBO

Tomado de www.iluminaciondeled.com

Recientemente cayó en nuestras manos un artículo que ha tenido una difusión virulenta en las redes sociales de aquellos que nos dedicamos al mundo de la electricidad y la iluminación. El título del artículo llama la atención: “Es posible que el 70% de los LED instalados en España sean ilegales o alegales”. Desde luego, nadie que trabaje en este mundo lo va a pasar por alto. Os recomendamos la lectura del artículo, antes de seguir con la lectura de este nuestro para conocer al detalle de que estamos hablando.

En general, se arremete contra los artículos LED, particularmente contra los tubos LED, con unos argumentos, cuanto menos, curiosos. En tono solemne se mencionan algunas normativas, pero sin llegar a citarlas, para a continuación sacar sus propias conclusiones:

“Aplicando estos dos aspectos a los famosos “tubos de LED”, nos encontramos con lo siguiente:

  • Si el tubo de LED no se suministra OBLIGATORIAMENTE con un dispositivo destinado a reemplazar el cebador en una luminaria de balasto electromagnético, este tubo LED se alimenta eléctricamente por ambos extremos del tubo. Esta circunstancia provoca que cuando insertamos un extremo del tubo en el portalámparas de la luminaria, el otro extremo queda bajo tensión y presenta riesgo de electrocución del manipulador. Esto se traduce en que: EL TUBO DE LED QUE NO SE SUMINISTRE con un dispositivo que reemplace el cebador, no cumple la normativa, LUEGO SU COMERCIALIZACIÓN EN LA UNIÓN EUROPEA ES ILEGAL.”

Al margen que esto sea cierto o no (que no lo es), cuando yo era niño, un día cambié la bombilla de la lámpara de noche e hice lo que hace todo el mundo cuando va a manipular o reparar un artículo que funciona con electricidad. APAGUÉ LA LUZ. Pues aunque resulte difícil de creer, cuando se interrumpe el suministro eléctrico, el riesgo de electrocución disminuye sensiblemente, y eso es un hecho que conocen muy bien todos los instaladores eléctricos del mundo.  Por otra parte, la mayoría de los fabricantes ya no utilizamos la configuración de alimentación en la que se conecta el tubo por cada uno de sus dos extremos, esa es la configuración que permite conectar el tubo de LED con el cebador modificado. En ninguna configuración de tubo de LED, los dos extremos del tubo están comunicados, así que ese desafortunado incidente que se describe, en el que un instalador que olvidó apagar la alimentación se electrocuta cuando inserta el primer extremo del tubo mientas con su mano desnuda sujeta el otro extremo (descalzo y sobre suelo mojado, seguramente) es imposible.

  • “Para instalar un Tubo de LED en una luminaria 2 x 18W o 4 x 18W (cada pareja de tubos fluorescentes suelen compartir un solo balasto electromagnético), es necesario modificar la configuración del cableado interno de la luminaria. Esta modificación impide una vuelta al estado original sencilla y sin peligros, luego queda fuera de las normativas. Traducción: LOS TUBOS DE LED DE 60 CM INSTALADOS EN LUMINARIAS DE MÁS DE UN TUBO SON ILEGALES, aunque se suministren con dispositivo sustitutivo del cebador.”

Esto es mejor aún. Dan a entender que modificar una luminaria convencional de tubo de 4x18W a LED, es relativamente sencillo, mientras que volverla a su estado original es difícil y peligroso. ¿Pero por qué? Dan a entender que al manipular una luminaria el electricista hace modificaciones irreversibles, cuando no supone más que cortar algunos cables y puentear algunas conexiones. ¿Cuál es esa acción tan irreversible? Nosotros no lo sabemos, y sospecho que ellos tampoco. Lo de las normativas tampoco procede, ya que un electricista cualificado sabe lo que debe o no debe modificar, como puestas a tierra, estanqueidad de la luminaria y aislamientos. Fuera de eso, el proceso acaba en una luminaria con las mismas características que posee una luminaria diseñada para tubos de LED, que no presentan problemas ni riesgos para los operarios. Dado que gran parte de los reglamentos técnicos no son de libre circulación, sino que hay que pagar por ellos, es tremendamente conveniente aludir a normativa sin citarla, ya que el grueso del público no los posee y no puede comprobar si las conclusiones adelantadas son coherentes o no.

Las normativas no están para prohibir ni ilegalizar artículos, están para regularlos y estandarizarlos; por ejemplo, tenemos el REGLAMENTO (UE) Nº 1194/2012 DE LA COMISIÓN DE 12/12/2012, publicado en el Boletín Oficial del Estado, donde se dan directivas respecto a la adaptación de equipos LED en luminarias para tubo fluorescente.

12

En el citado artículo, hay un claro e interesado ánimo difamatorio hacia la tecnología LED, que parece estar directamente relacionado con la empresa a la se hace publicidad en el artículo (eco-tubo), la cual no comercializa productos LED. Ellos venden sistemas compatibles con tubos fluorescentes T5, que no son más ni menos que los tubos fluorescentes T8 de toda la vida, solo que optimizados con las nuevas tecnologías disponibles. Hay que reconocer que esa tecnología ofrece un buen nivel de eficiencia, pero como muchos ya sabemos, el desarrollo de tecnologías de iluminación basadas en la descarga, prácticamente ya ha tocado techo, más cuando la mayoría de fabricantes e investigadores están centrando sus esfuerzos en el desarrollo de la tecnología LED, donde todos parecen coincidir que es el futuro de la iluminación. Os recomendamos la lectura de este artículo que os ilustrará brevemente la historia de las lámparas de descarga de un modo que no os esperáis.

Comparte y disfruta: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • Digg
  • del.icio.us
  • StumbleUpon
  • BlinkList
  • BlogMemes Sp
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis

ILUMINACIÓN LED DE ALTA CALIDAD LUMINOSA Y ESTÉTICA – POR FELOP DESIGN

Una imagen vale más que mil palabras. Aquí varias de nuestros proyectos de iluminación LED más emblemáticos. Disfruten. SALA DE DESCANSO EN BIBLIOTECA – SIDNEY – AUSTRALIA PUB STUDIO D&J EN LA ELIANA – VALENCIA – ESPAÑA RESTAURANTE PIZZERIA LA COLORATTA – VALENCIA – ESPAÑA TIENDA ROPA DE CEREMONIA – MIQUEL SUAY – VALENCIA – ESPAÑA FOTOGRAFÍAS REALIZADAS POR FELOP DESIGN S.L. CON AUTORIZACIÓN DE SUS CLIENTES. DERECHOS RESERVADOS

Comparte y disfruta: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • Digg
  • del.icio.us
  • StumbleUpon
  • BlinkList
  • BlogMemes Sp
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis

RESPETO POR EL GUSTO Y LAS EXIGENCIAS SUBJETIVAS DE CADA CLIENTE, AL REEMPLAZAR SU ILUMINACIÓN TRADICIONAL POR LED.

Estamos convencidos desde lo subjetivo que puede resultar un concepto estético en Diseño de Interior o Arquitectura, que la Iluminación con mayor razón es susceptible de lo mismo.

En el reemplazo de Iluminación convencional por LED, encontramos cada día este reto, el de convencer al propietario/a de un local, del tipo que sea, que va a tener la misma luz o acaso más si hablamos de intensidal lumínica o Luxes; el mismo tono cálido o frío, si hablamos de color de luz o Grados Kelvin, y la misma reproduccíón cromática en los colores de sus elementos, si hablamos de Porcentaje C.R.I. Además otros factores como el ángulo de apertura etc, que inciden en que el resultado final del reemplazo lo haga casi imperceptible.

La cuestión es: es esto posible con la tecnología LED? y acaso es siempre necesario?

Respondiendo a la primera parte de la pregunta, tenemos ejemplos en los que realmente es posible hacer una reproducción que a la vista del cliente sea casi imperceptible, con respecto a lo que tenía ántes. En realidad no es idéntica, pues por ejemplo, donde un halógeno tradicional cálido tiene 400 lúmenes y 25 grados de apertura; por temas meramente relativos a cadena de montaje y eficiencia, nuestro producto en LED tiene los mismos o un poco más lúmenes (450) y un poco más de ángulos de apertura 38 grados. Al final la concentración de Luxes en el plano de trabajo es casi la misma. Jugando con éstos factores se llega a la fidelidad del gusto o costumbres del cliente.

Respondiendo a la segunda parte de la pregunta, creemos y también tenemos ejemplos en donde no es siempre necesario y esto debido a lo subjetivo del asunto, “ entre gustos no hay disgustos “ dice el refrán popular; por ello muchas veces, el reemplazo, además de fácil, (quitar y poner), se plantea radical; el cliente quiere cambiar intensidad, color, resaltar más algunos elementos con ángulos pequeños de apertura y difuminar la luz en el espacio en otras zonas, quieren muchas veces una nueva imagen de cara a su público diario.

Por lo anterior podemos decir que la Iluminación con LED, está ya capacitada para conseguir lo que se quiera y al gusto y medida de cualquiera.

Mauricio López Rincón
Felop Design. S.L.

Comparte y disfruta: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • Digg
  • del.icio.us
  • StumbleUpon
  • BlinkList
  • BlogMemes Sp
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis

LA ALTA CAPACIDAD LUMINOSA DE NUESTROS LEDS

Con nuestros Leds podemos lograr esta espectacular iluminación publicitaria en un enorme Monoposte que está ubicado en la entrada a Valencia. El ahorro en consumo y mantenimiento es enorme. El efecto de luz homogénea y nada deslumbrante ayuda para que se evite la contaminación lumínica y resulte mas agradable a la vista.

Una aplicación de gran envergadura garantizada con producto FELOP DESIGN.

Fotografías realizadas por FELOP DESIGN S.L. Derechos Reservados.

Comparte y disfruta: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • Digg
  • del.icio.us
  • StumbleUpon
  • BlinkList
  • BlogMemes Sp
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis

PROYECTAR LA ILUMINACIÓN ARTIFICIAL

¿Qué tener en cuenta?

¿Y cuáles son los principales aspectos que hay que valorar a la hora de proyectar una instalación? “Los principales aspectos que debemos analizar a la hora de hacer un proyecto lumínico es qué queremos conseguir, conseguirlo y, en la actualidad, ser eficiente”, resume Ricardo Pomatta, Director Técnico de ANFALUM. Más allá de esa síntesis, éstos son algunos puntos relevantes:

Definir el proyecto. “Lo primero que debemos saber es para qué va a ser utilizado el lugar que vamos a iluminar. No es lo mismo iluminar un centro docente que uno comercial. Y dentro de los comerciales, si es de alimentos, ropa o cosméticos. A partir de ahí, decidiremos qué tipo de luminarias debemos disponer y qué tipo de colocación”, señala Pomatta. De igual modo, Latrás indica que “hay que pensar en la luz según el uso del espacio. Ver, mirar o contemplar son necesidades diferentes que demandan diseños de iluminación específicos”. Así pues, recuerda que hay que tener en cuenta “la temperatura de color, los tonos, las distancias a los objetos, el lugar de instalación de la luminaria…”. Asimismo, Masbernat incide en que “un correcto análisis de las consideraciones ambientales, arquitecturales y psicológicas del ambiente objeto de estudio es fundamental para desarrollar una correcta solución”

Consumo, calidad y flexibilidad. “La relación entre el consumo y la buena calidad de la luz es uno de los principales factores. La mejor iluminación no es la mayor iluminación. Es la que consigue el mejor resultado con el menor consumo”, puntualiza el CEO de Arkoslight. Y desde Havells- Sylvania se destaca que “un buen diseño de iluminación debe favorecer la calidad y flexibilidad de la luz, no sólo la cantidad de luz. El desarrollo de un proyecto de calidad requiere un estudio previo de unos aspectos básicos como criterios de confort visual, cantidad de luz necesaria, tiempo y frecuencia de encendidos y criterios de eficiencia energética. Además, las instalaciones de iluminación deben cumplir los parámetros de eficiencia energética regulados mediante la normativa específica”.

Integración con el entorno. Masdeu recuerda que se debe considerar “la distribución del mobiliario y la decoración. El arquitecto, ‘lighting designer’ e interiorista deberían trabajar en equipo para garantizar que todos los objetos, zonas de paso…, queden debidamente iluminados. Un objeto o mueble mal iluminado puede parecer feo, por muy bonito que sea”.

Elementos complementarios. “Para lograr una iluminación eficiente, además de usar lámparas de alta eficiencia y luminarias de alto rendimiento, es muy importante aprovechar todas las posibilidades que nos ofrece la tecnología actual, en cuanto a interruptores y reguladores manuales o automáticos, con la finalidad de ahorrar energía y disminuir los costes”, reseña Havells-Sylvania.

¿Y qué evitar?

Una buena instalación se caracteriza por no incurrir en ciertos errores. A continuación, se señalan algunos de los fallos más frecuentes a la hora de plantear y ejecutar un proyecto de iluminación:

No contar con profesionales. El Director Técnico de ANFALUM considera que “el error más común es no encargar el proyecto a auténticos especialistas, que van siempre a buscar la calidad lumínica y más económica, por encima no sólo de sacar un beneficio económico, como los ocasionistas que están apareciendo en el mercado”.

Mala planificación. El Departamento de Comunicación de Havells-Sylvania hace hincapié en que uno de los fallos más recurrentes es “no desarrollar una adecuada planificación de lo que se va a realizar y pensar en las fuentes de luz al final de la obra o del proyecto”.

No valorar la calidad. “Los compradores y usuarios no dan suficiente importancia a la calidad de la luz ni al diseño y durabilidad de la luminaria. En estos días parece como si primara la eficiencia energética y el coste del producto a cualquier precio, independientemente de la calidad”, apunta la Directora de Marketing de Estiluz. Así, considera que es un error “utilizar una luminaria ‘low cost’, de durabilidad dudosa y rendimiento inferior”. Igualmente, Havells-Sylvania opina que “la elección de una fuente de luz o de una luminaria inadecuada y la mala calidad de los productos a instalar influyen negativamente en el resultado final”. Y el Director Técnico de iGuzzini apunta que “los errores más graves proceden de considerar la iluminación como una secuencia de puntos de luz que tienen un precio y un descuento”.

No prever bien los puntos de luz. Masdeu señala que en algunos casos no se prevén los puntos de luz necesarios, “lo que resulta en una iluminación muy pobre o mal distribuida”.

Iluminar por iluminar. La Responsable de Estiluz afirma que “una luminaria no es una mera fuente de luz. Si escogemos bien, se convierte en un objeto decorativo que establece una relación sinérgica con el espacio arquitectónico. Frecuentemente, se olvida la capacidad decorativa de una luminaria, que no deja de ser una escultura que nos proporcionará luz. Muchas veces pasa a ser un objeto secundario, del cual nos acordamos a última hora, y para el que apenas nos queda presupuesto. Con esta actitud, dejamos escapar un universo de posibilidades, de ambientes, de sensaciones…”.

Sobreiluminar. “Algunas veces quedamos sorprendidos de las peticiones de nuestros clientes en cuanto a la cantidad lumínica deseada para un producto. Un ejemplo es la lectura. Tan malo es tener poca luz como demasiada”, apunta la Responsable de Estiluz.

Calidad y eficiencia

De nada sirve que los arquitectos, decoradores y demás actores entiendan el valor de una buena iluminación, si esto no se ve acompañado por el esfuerzo de los fabricantes. Por eso, los productores de producto no dejan de investigar para evolucionar el producto y traer innovaciones que satisfagan todas las necesidades. Éstas son las novedades que están viniendo de la mano de los proveedores:

Más eficientes. Beatriz Fernández Gallardo, Responsable de Marketing y Comunicación de
Megaled, destaca el desarrollo de soluciones en las que se apuesta por “la mejora de eficiencia de las bombillas o lámparas LED. Es decir, productos con potencias inferiores y más lúmenes, lo que implica una reducción significativa del consumo energético y una calidad cada vez mayor”. En la misma línea, Masbernat señala que “la tecnología LED está irrumpiendo de forma imparable en todos los sectores. El desarrollo de la misma en valores de eficiencia energética, calidad de la luz y vida comportará su consolidación en un escenario a medio plazo”.

Temperatura de color. La Responsable deMegaled también se detiene en las “mejorassignificativas en la temperatura de color de las
lámparas LED”. Así, precisa que “las primeras bombillas LED emitían una luz muy fría. Los avances han permitido alcanzar temperaturas de color que se asemejan a las bombillas convencionales pero con las importantes ventajas derivadas de la tecnología LED”.

Lámparas retrofit. Son una de las novedades más apreciadas en los últimos años. Se trata de lámparas prácticamente iguales a las de incandescencia convencionales o halógenas, pero incorporando tecnología LED. De esta forma, consumen mucho menos y tienen una vida útil superior a aquellas. Todo ello con un equivalente real en cuanto a lúmenes y ángulos de apertura de haz, como especifica Havells-Sylvania. En cualquier caso, el Director Técnico de ANFALUM advierte acerca del mal uso de estos productos. “Se trata de vaciar una luminaria preparada para otra tecnología que no es el LED y disponer en ella un equipo LED. No estamos en contra del retrofit, sino de realizarlo sin después hacerlo pasar por los ensayos necesarios para saber si esa luminaria cumple o no con la normativa que le afecta y, por ello, disponer del marcado CE. Cuando se realiza la modificación de una luminaria, el antiguo fabricante de ésta deja de tener responsabilidad y el nuevo fabricante es aquel que haya realizado la modificación. Por tanto, el marcado CE será responsabilidad de éste último”, explica.

Sistemas de control. Estos sistemas permiten adaptar la configuración lumínica en función de determinados parámetros prefijados, bien sea mediante temporización o la complementariedad de elementos de detección. “Son sistemas referidos al control inteligente de la iluminación. Permiten la regulación de la luminosidad, la creación del ambiente deseado y son capaces de detectar la presencia. Su principal ventaja es la consecución de la máxima eficiencia a través de una variedad de formas de control de la iluminación”, explica Fernández Gallardo. Así pues, desde el Departamento de Comunicación de Havells-Sylvania se especifica que “las empresas se enfrentan actualmente a tres retos fundamentales, donde los sistemas de control participan activamente: reducción de carbono, ahorro de costes y cumplimiento de la legislación vigente. El hecho de dejar encendidas las luces en los espacios vacíos o debidamente iluminados por la luz natural puede llegar a costar a la empresa una gran cantidad de dinero. Por ello, la instalación de sensores de luz y presencia ayuda a reducir los costes de energía hasta en un 60%. Y la próxima legislación especifica sobre este tema, refuerza este aspecto y, por ello, creemos que es el momento de incluir este tipo de productos en todos los sistemas de iluminación”. Para ampliar información, consultar el cuadro ‘Sistemas de control e interruptores’.
También diseño. Además de estas innovaciones técnicas, los fabricantes también prestan una atención especial al diseño. Según la Responsable de Marketing y Comunicación de Megaled, “las últimas tendencias se basan en productos menos recargados, con un menor tamaño y acabados minimalistas”. Y desde Havells- Sylvania se apuntan “dos tendencias, una simplificadora, de líneas sencillas y simétricas; y otra con un diseño más orgánico. La primera busca sencillez y se centra en el efecto de la luminaria sobre el ambiente o el objeto a iluminar. La segunda busca la integración en el propio ambiente, utilizando tanto la luminaria como la luz que ésta emite como parte activa de la decoración”. Por su parte, Masdeu destaca varias vertientes. Por un lado, se detiene en “todo lo que es escultural, pero no extremadamente decorativo ni extravagante”. Pero también “las líneas sobrias, el ‘look’ intemporal, duradero…”. Además, remarca “una tendencia clara de formas y colores naturales” e incide en que “los LED permiten diseños muy minimalistas que antes eran prácticamente imposibles”. Así pues, el LED también pasa a primer plano en este campo. “La primera de las tendencias es la tecnología LED, que está ocupando un espacio importante dentro de la iluminación de acento o señalización, tanto en interior como en exterior”, señala el Director Técnico de iGuzzini.

Sostenibilidad. “Cada día, más empresas tienen muy claro que un buen diseño de iluminación debe ser eficiente desde el punto de vista de consumo energético. Pero con esto no basta para ser sostenible. La mayoría de los fabricantes no tienen en cuenta cómo se fabrica el producto y qué materiales se utilizan, cómo se obtiene la energía, qué durabilidad tendrá ese producto eficiente, si es de baja calidad… Algunas empresas están empezando a pensar en estos temas, pero muy pocas lo hacen por convicción y muchas son las que lo utilizan meramente como estrategia de marketing”, afirma la Responsable de Estiluz.

Fuente: PROMATERIALES.

Comparte y disfruta: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • Digg
  • del.icio.us
  • StumbleUpon
  • BlinkList
  • BlogMemes Sp
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis